Como entender las elecciones 2012 en México

Hace ya algunos días que venía pensando y preguntándome si debía publicar algo por este medio sobre la política y las elecciones en México, considerando sobre todo el hecho de que en redes sociales como twitter y facebook la gente se encuentra totalmente polarizada, parece como si consideraran que si uno no tiene los mismos dogmas políticos entonces uno merece como mínimo el ser quemado en una hoguera con la leña más verde que pudieran encontrar.

No lo entiendo, realmente se me hace incomprensible el sistema de campaña que llevan los candidatos, se me hace una receta perfecta para llevar al país a una guerra civil, como si el crimen organizado no hubiera generado suficiente violencia, ahora también es necesario que la gente misma haga su parte en alianza a los partidos políticos.

Podría decir que la culpa la tienen los partidos políticos, argumentar que los candidatos que han nombrado son tan nefastos que ninguno merece el llegar a la silla presidencial, pero no queridos lectores, la culpa en esta ocasión no es de los políticos, la plena responsabilidad de la situación política que padecemos es enteramente nuestra, pues ¿no hemos sido nosotros como sociedad los que formamos a la política nacional? Así es, usted, sus vecinos, sus amigos y sus familiares, incluso este hombre que le está escribiendo estas líneas, somos los únicos responsables por permitir que nuestros partidos políticos se hayan llenado de gente inculta, de políticos corruptos y de profesionistas sin ética profesional, o ¿acaso me va a negar que como mínimo no hemos buscado todos el camino del mínimo esfuerzo? Buscando como estudiantes la forma de aprobar las materias con el mínimo estudio, pagar como contribuyentes el mínimo impuesto. Ahora hasta cómo ciudadanos nos encontramos haciendo lo mismo, porque es un menor esfuerzo el que tenemos que hacer aceptando a los candidatos que nos impusieron los partidos políticos en lugar de obligarlos a presentar unas mejores propuestas.

También es nuestra culpa el haberle aceptado al IFE que no permitiera la elección de candidatos independientes, quedando sólo amarrados (eso si, voluntariamente) a los candidatos de los partidos políticos. No es posible que dejemos que nuestra responsabilidad ciudadana se limite a la emisión del voto el primero de Julio, necesitamos ser una sociedad más participativa, una sociedad que nos permita crecer como nación y no sólo depender de las decisiones que toman por nosotros en los diferentes niveles de gobierno.

Como nación nos hemos vuelto apáticos, no lo digo como individuos, no lo digo ni siquiera por los múltiples acarreados de grupos como los #YoSoy132, o como los jóvenes de Peña Nieto, que espero al menos que sea la buena voluntad la que los ha llevado a cometer semejantes atrocidades como una marcha de quizás millones de personas en contra de una sola persona, quieren crucificar a un candidato por lo que representa y no por lo que es; pero no sólo ellos han puesto el ejemplo de incivilidad, sino los simpatizantes del otro candidato en lugar de dar muestra de un partido político con educación y oficio de casi un siglo, mostraron el mismo tipo de incivilidad e intolerancia mostrado por sus peores exponentes.

Un grupo que provoca y un grupo que responde con la misma moneda, y mientras tanto, me quieren decir, sus candidatos a los que apoyan, ¿dónde están mientras a ustedes los golpean, los arrestan y los encarcelan? O me van a decir que ha sido la sangre de alguno de los 4 candidatos la que ha compartido la de estos grupos cuando fueron golpeados en las gradas del Estadio Azteca o en los vagones del metro, ¿estuvo Andrés Manuel y Josefina amontonado junto a ustedes en una patrulla? O ¿Enrique estuvo soportando un interrogatorio acompañado de varios de ustedes en una celda de la Delegación Coyoacán? Ni siquiera creo que Gabriel viajara en el vagón del metro en el que fueron provocados y atacados, soportando junto a ustedes el calor y apretujamiento. Entonces, ¿por qué tantas molestias por unas personas que claramente no viven ni se esfuerzan lo mismo que ustedes, y espero que no me mal entiendan, no les digo que no voten por ellos, que no apoyen a su mejor propuesta política, les digo simplemente, elijan pensando que las soluciones del país no están en ninguno de los 4 postulantes, sino en nosotros mismos como ciudadanos, que no esperen un Mesías sino un administrador de los recursos públicos que les permita generar por ustedes mismos la riqueza, la seguridad y la paz e igualdad sociales que todos anhelamos.

Cada uno de nosotros es libre de votar por quien le inspire mayor confianza, perfecto, pero tendrá que recordar que el voto sólo es el principio del camino, la confianza que le brinden a su mejor candidato va acompañada de la responsabilidad de supervisarlo en caso de resultar presidente y recordarle continuamente que gobernar no es llenarse de privilegios, sino es el empleo de mayor responsabilidad en un país, gobernar es servir al pueblo que se gobierna, es dar todo lo necesario para administrar los recuersos de la nación de la manera más eficiente para que la mayoría de las necesidades de orden público sean satisfechas.

Y ustedes queridos conacionales, no pueden olvidar que es nuestra responsabilidad vigilar en contra de la corrupción, recordar que la verdadera democracia es el poder del pueblo, es demostrar que ni el crimen organizado, ni los narcotraficantes ni los políticos corruptos pueden más que el pueblo, han sido capaces de hacer marchas y protestas de incluso millones de participantes, y han logrado mandar apoyo a pueblos sujetos a la pobreza y miseria extrema, entonces ¿por qué no vamos a ser capaces de lograr un movimiento anti corrupción, un movimiento anti delincuencia, un movimiento anti pobreza? Claro ésta que se puede; mientras que no nos gane la apatía ciudadana claro que se puede lograr, los sistemas y los postulados políticos no fallan, lo que ha fallado ha sido la corrupción de algunos malos servidores públicos, lo que ha fallado son nuestra tenacidad para salir adelante en contra de los obstáculos, nuestra pereza y nuestro miedo, nuestra falta de interés por proteger y ayudar a quienes no son de nuestra familia. Eso mi querido lector, eso es lo que nos ha fallado. Ahora que sabemos el problema es cuando podemos corregirlo, sólo no olvidemos que el camino al éxito y al fracaso son el mismo, pero en direcciones diferentes, está en nosotros el decidir a que punto queremos llegar y no en las manos ni de Enrique, ni de Andrés, ni de Josefina, ni de Gabriel.

Querido lector, todo lo anterior lo he escrito durante mi silencio en redes sociales, a poco más de 24 horas del segundo debate del IFE y a menos de tres semanas de la elección definitiva, soy funcionario de casilla por parte del IFE y un panista que cree que su partido se ha olvidado que defendimos la transición política y que nuestros principios de doctrina eran otros de los que hemos demostrado, me gustaría hacer una crítica más elaborada tanto de mi partido como de la candidata (que a ojos de este servidor no es la candidata idónea), pero no es función de este artículo el hacer eso, ojalá gane quien gane quien se vea beneficiado sea México, por mi parte sólo espero haberle hecho reflexionar un poco y recordar que el primero de Julio los importantes no son los candidatos, sino nosotros los ciudadanos.

Non nobis Domine, ad maiorem México gloriam
Ryu Dragón Azul

Anuncios
Publicado en Ciudad, Sociedad | Deja un comentario

Grilla religioso-política

Nada mejor que ejemplifique la naturaleza humana

Nada mejor que ejemplifique la naturaleza humana

Hoy es viernes, llamado para los cristianos como “viernes santo”, para judíos “viernes de pascua”, para mi, es solo un viernes con una maravillosa Luna que ilumina la noche traspasando con su luz las nubes y las tinieblas. Sin embargo, mi pasado no puede dejar de lado este dia, por mas que mi presente desearía ignorarlo mas allá de lo que la realidad me supone.

Da igual que los hombres mostremos una faceta de santidad o herejía durante este dia, la verdad carece de sentido mostrar una cosa u otra solo porque es esta fecha “supuestamente especial”, porque el tomar y representar esa imagen el dia hoy no es mas que vana hipocresía, o acaso me dirán que el resto del año se comportan igual que el dia de hoy?

Acaso pueden mostrar sin sentirse fuera de lugar el dia de hoy las mismas acciones que marcan su vida, pero hoy parece un dia especial para defender a capa y espada sus aguerridas posturas religiosas o ateas, solo para o humillar o para presumir lo que el resto de su existencia tienden a ignorar.

Es ilógico que hoy los cristianos simulen un falso dolor por rememorar la muerte de aquel que presumen padeció y murió por la humanidad, creyendo que con la sangre de esa persona quedaron salvados de los horrores del infierno, mientras que la gran mayoría olvida los mas básicos principios de su religión de amar al prójimo como asi mismos durante todo el resto del año, cuando se les olvidan las ultimas palabras de su “Salvador” cuando dijo: “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”, y se la pasan ofendiéndose de aquellos que los critican o hacen chistes de su religión. Si aquel que dicen que es su maestro, en el último momento hacia caso omiso de las mofas de sus agresores, y pensando por el contrario en que los perdonaba. Pero eso se debe al vicio de la mayoría de la cristiandad que quiere imponer sus ideas por encima de las de los demas, ideas que ni siquiera suponen en dudar, cuando muchas veces desconocen la verdad de aquello que llaman religión.

Hipócritas, sepulcros blanqueados que por encima brillan y por dentro están llenos de carne podrida, alimañas y ponsoña, critican la astilla en el ojo ajeno y olvidan el tronco que llevan en el propio, mientras se nieguen a buscar la verdad por encima de sus dogmas no merecen llamarse cristianos, y mucho menos tienen derecho de querer obligar a pensar como ustedes al resto de la humanidad. La fe los ha vuelto ciegos y estúpidos, creen que por decir “Señor, Señor” su Dios les dirá “Venid a mi hijos míos”, cuando no son mas que machos cabríos queriendo pasar por ovejas. Muchos que se aprovechan de decir: “Yo se” lo único que hacen es aprovecharse de la ignorancia del rebaño, y al rebaño de borregos que creen que por seguir sin cuestionar están salvados, que estúpidos son, su ignorancia no los hace inocentes, por el contrario, igual de culpables de estar como están, pues su pecado es no buscar la verdad, conformarse con lo que otros dicen y los dogmas que les inculcaron sus padres. No son mas que un rebaño de borregos que merecen que año con año los trasquilen y que sus pastores los lleven a un barranco.

Y ahora vamos con los ateos, que no crean que se me han olvidado, creen que por agarrarse de la palabrería de Karl Marx que decía: “que la religión es el opio del pueblo” se sienten por encima de sus congéneres, por encima de aquellos que se les hace mas fácil llevar a burlas que buscarles llevar un poco del conocimiento que presumen. Se sienten sabios, cultos e irremediablemente superiores a aquellos que con buena voluntad creen que hacen lo correcto con seguir una religión. Igualmente hipócritas, pues ustedes sufren igual que los religiosos por no entender los misterios del universo, ustedes de igual forma que pregonan un humanismo que lleve a la igualdad entre los hombres, son igual de corruptos que el resto de los humanos creyentes, tienen el mismo sentido dogmático, pero lo disfrazan de verdades científicas, olvidando que la ciencia su principal virtud no es la de afirmar sino la de dudar.

Somos una misma especie, yo no estoy exento de esta naturaleza, tengo tantos errores como los que he criticado, precisamente porque soy humano, pero estoy harto, fastidiado de ver humanos que se dicen mejores que otros solo porque tienen x o y creencias, sean religiosas o ateas, olvidan que ante todo lo que nos define son nuestras acciones y decisiones, no nuestras creencias.

Yo no quiero que el dia que muera digan de mi: “fue un gran creyente con una gran fe, Dios lo tenga en su gloria”, ni quiero que digan: “Un gran científico, encaminó la ciencia a las verdades del Universo”, solo quiero saber que hice algo bueno por mis hermanos humanos, por mi mundo y la naturaleza, y que alguna palabra o acción mía haya servido para alegrar a alguien al grado de hacerle sonreir, si lo consigo, entonces mi vida habrá valido la pena.

Ryu Dragón Azul de Ild

Non nobis Domine, ad maiorem Ild gloriam

Publicado en Ciudad, Psicología, Sociedad | Deja un comentario

Las carreras del éxito

Todo dragon inicio en un huevo

Todo dragon inicio en un huevo

El éxito es una palabra con la que crecimos sin entender adecuadamente su significado, se trataba a mi manera de ver, de un sueño utópico al que todos los seres humanos debíamos aspirar, y su búsqueda se tornaba casi tan sagrada como la búsqueda del Santo Grial, y quizás tan ilógica como esta última, pues se buscaba aquello sin forma, aquello que solamente uno conoce su existencia por referencia de otros, y que muchas veces ni siquiera se conoce en persona.


Pero entonces, ¿cuál es la forma real de eso que desde pequeños nos inculcaron que debíamos buscar contra viento y marea y que para otros nos marcaron una especie de mapa escalafonário para llegar a el?


Éxito lo define la Real Academia de la Lengua Española en tres formas:

  1. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
  2. Buena aceptación que tiene alguien o algo.
  3. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Estas son las definiciones aceptadas para esta palabra que tantos dolores de cabeza nos ha traído como sociedad supuestamente “civilizada” pero, realmente, aun y si las armamos como un pequeño rompecabezas, lo más aproximado sería algo como esto: Lograr la felicidad una vez que hemos conseguido la aceptación al finalizar un negocio. Quizás de ahí la percepción de que el éxito es igual a felicidad, y que ésta se consigue siendo socialmente aceptados y que se logra igualmente con los negocios, lo que nos da por silogismo una relación con la economía y por ende, con el dinero. Al entender esto es que se comprende que se vea a las personas adineradas como personas exitosas, aquellas personas que han triunfado en sus negocios y que consiguieron con eso la aceptación de la sociedad y cierta fama en el camino.


Pero quiero remontarme un poco mas atrás porque realmente no siento que en algo tan simple radica el éxito, ni tampoco puedo valorar como exitosos solamente a alguien que a este sentido sea el equivalente de quien sea capaz de adquirir un Lamborghini. Y es que la etimología siento me puede ayudar a descifrar este misterio, pues para los antiguos romanos, exĭtus tenía por significado “salida” que no es lo mismo que nos quiere decir la sociedad actual.


Y mi duda es, ¿”salida” a qué? Si llamamos salida al lugar por donde podemos terminar un recorrido, entonces podríamos decir que el éxito se consigue al finalizar un recorrido. Esto nos da una serie de implicaciones filosóficas, más complejas que el sentido simplista de denominar éxito como el hacernos ricos con nuestros negocios, y que el dinero nos da la tan ambicionada felicidad.


Bien podría a este nuevo sentido brindar una nueva definición sobre que es “éxito“, éxito, ppor lo tanto, es ver cumplido un objetivo, sea cual este sea, el haber alcanzado la meta y el propósito anhelado después de un determinado esfuerzo, y es que para llamarse exitoso no basta con estar parado en la meta, sino que en si, esta palabra lleva consigo el sentido del camino recorrido, de haber logrado algo digno de admiración, pues no es la recompensa lo que se admira, sino al héroe o heroína que fueron dignos de recibir dicha recompensa.


Esto sin embargo nos crea una falsa idea de competencia, nos hace pensar en una carrera, si bien la imagen nos da la figura de un sentido deportivo, quisiera referirla a un aspecto académico, pues al igual que quizás en un maratón, podríamos llegar a la meta sin cursar toda la ruta, esto, tomando algún atajo, muchas veces creemos que se pueden tomar atajos para alcanzar el éxito.


Estos atajos desde la tierna infancia nos los muestran, ofrecen y algunas veces hasta nos los exigen nuestros familiares, en particular nuestros padres, obviamente con una leal y buena intención, pero sin un conocimiento de causa real. Se tiene la falsa creencia que un médico por el simple hecho de serlo será en automático un profesionista exitoso, alguien que será reverenciado por la sociedad, y que tendrá la devoción de la humanidad por la gran cantidad de conocimientos y su capacidad de desafiar a la muerte haciendo gala de fármacos o de un escalpelo. Nada mas errado en esa imaginación colectiva, pues podemos mirar a la gran cantidad de micro consultorios posicionados en farmacias de similares, donde recién egresados de afamadas escuelas de medicina, tienen que alquilar sus servicios y conocimientos por un salario de miseria, y muchas veces siendo sobre explotados por los empresarios dueños de estas farmacias, contradiciendo ya no la devoción, sino el respeto meritorio a los discípulos de Hipócrates.


Esto se da en todas las carreras mal llamadas de “éxito”, sea en Derecho, Ingeniería, Arquitectura, Contaduría o Finanzas, no importa que carrera sea, no importa si es una carrera que requirió grandes esfuerzos y sacrificios, ni siquiera importa la escuela en la que se estudie, nada de eso nos garantiza ser exitosos.


Entonces, ¿qué nos puede llevar al éxito? Pues la formula puede ser muy simple o quizás muy compleja, pues la respuesta puede parecer bastante obvia, pero nada simple de conseguir:

  1. Un objetivo que no se mueva y que nunca se olvide aun cuando las victorias en el camino nos hagan sentir cómodos y nos hagan conformistas.
  2. Amor por aquello que uno desea hacer (esto es los mas importante y de lo que se requiere mas).
  3. Perseverancia para seguir adelante a pesar de los obstáculos.
  4. Talento para lo que se desea hacer (se puede reemplazar y complementar con mucha práctica).
  5. Ayuda de las personas para quienes somos importantes.
  6. Aprender de quienes andaron el camino antes que uno mismo, aún cuando solo hayan estado por un fragmento pequeño de todo nuestro camino.
  7. Una pizca de viento a favor, llámese suerte, circunstancias, coincidencias, mano de alguna deidad, siempre es bueno tener una ayuda, aún por mas pequeña que esta sea y aun sin saber de donde provenga.

La parte curiosa de esta fórmula, que vista así parece mas una receta de cocina, radica en que no importa que se estudie, ni siquiera importa la titulación o algún grado académico, todo depende y esto forma solo parte de los recursos y herramientas necesarios para alcanzar el objetivo final, lo único que realmente importa esta a final de cuentas, dentro de uno mismo, en la actitud que uno toma para enfrentarse al camino, y en aprovechar y agradecer los recursos y ayudas que uno encuentra en el.


Quisiera traer a colación un ejemplo que me permita ilustrar mas adecuadamente esto que he planteado, pues recientemente falleció un hombre que podría llamar de éxito, el señor Akira Yoshikawa, quien, según su biografía y los historiadores es considerado el padre de la papiroflexia moderna.

Uno inmediatamente relaciona los objetivos del éxito con el poder, el dinero, la fama, pero, ¿podría alguien imaginarse siendo exitoso haciendo figuras de papel? Sin que mi deseo sea parecer simplista, se imaginan al niño de la banca de a lado, aquel que nunca ponía atención en clase por estar jugando a hacer avioncitos o barquitos de papel, como alguien que pudiera ser importante, pero la verdad es que la fama, el dinero y el reconocimiento social llego a través de perfeccionar una actividad lúdica y hacer de ella un arte, siendo el camino de Yoshikawa-sama totalmente autodidacta, rompiendo con la regla del sistema académico como camino al éxito.


Mi idea no es la de negar los recursos escolares como parte del camino al éxito, al contrario, alabo la verdadera labor docente, la dedicación de las instituciones ubicadas en todo el planeta cuyo objetivo es la preparación de mas y mejores profesionistas de todas las áreas, pero se debe de reconocer que el éxito no esta dado por esas instituciones, sino por el trabajo individual de cada persona, pues cada persona es dueña de su propio destino, y por lo tanto, la única responsable del éxito o el fracaso en su vida y sus acciones.


Ser tejedores de estrellas solo se consigue primero teniendo estrellas que tejer, luego deseando tejerlas y por ultimo poniéndose a tejerlas.


Non nobis Domine, ad maiorem ILD gloriam.

Maestro del Origami

Maestro del Origami

Publicado en Psicología, Sociedad | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Dignidad empresarial

La desnudez nunca le quito la dignidad

La desnudez nunca le quito la dignidad

Esta entrada bien la pude haber resumido como una mas de tantas anécdotas que existen en la página www.pinchesclientes.com, pero considero que amerita un exposición mas larga que una anécdota graciosa.

Muchas veces en las áreas relacionadas con la informática, tenemos las pymes y los profesionistas independientes que lidiar con clientes bastante extraños y en muchas ocasiones demasiado desagradables, esto nos lleva a los limites de la tolerancia y a pensar la mar de veces: “pero que demonios estoy haciendo aquí”.

El caso que motiva este post querido lector, trata de algo que quizás sea muy comun para los colegas que nos dedicamos a prestar algun tipo de servicio relacionado con computadoras. Resulta ser que un cliente recurre a un servidor para solucionarle una serie de problemas tanto en las computadoras de su empresa como de su domicilio particular, obviamente en su empresa carecen de un departamento de sistemas, motivo por el que dependen de un tercero para el mantenimiento de sus equipos. Debido a algunos problemas con hacienda, el cobro de estos servicios se tuvo que postergar por prácticamente un mes, asi que cuando me encontré en la capacidad de poder reclamar el pago al emitir una factura procedí a primeramente enviar una prefactura para que mi cliente revisara los costos de los servicios, y tuviera oportunidad de aclarar sus dudas o en su caso, solicitar algun descuento en caso de que mi cliente lo considerara muy elevado el precio.

Durante 4 dias el cliente aparentemente no revisó estos datos, sin embargo, al cuarto dia opto por decirme que no era necesaria esa información y que procediera al envío de las facturas. Habiendo hecho esto, el cliente se hizo el interesante una semana y media mas con pretextos como no he tenido oportunidad de leer las facturas, he tenido algunas dificultades personales, o simplemente negarse a contestar las llamadas. Después de este periodo, me llego a decir: “Discúlpame, no he tenido tiempo de checar lo de tus facturas, pero te tengo la buena noticia de que al menos ya las imprimí, ya es una ganancia”. Obviamente ya estaba un poco desesperado, sin embargo seguí teniendo un trato cortes con el cliente y resolví llamar al finalizar el fin de semana.

Curiosamente el Lunes al llamar nuevamente, y después de hacerme esperar en la linea telefónica por 15 minutos aproximadamente, me contesta sumamente molesta y en un tono en extremo déspota que, en resumidas cuentas, mi cobro era excesivo, no encontraba justo que por unos cuantos clics y apretar unas cuantas teclas se le cobrara tanto, asi como no entendía como era posible que le cobrara por algo que al final, la máquina hacia sola. Por si fuera poco, mencionó que no se trataba de que me estuviera regateando ni que fuera pichicata, que no quería que se le hiciera un descuento, pero que ella no iba a pagar por algo que consideraba era nada, rematando con una amenaza de que si esa era la forma como cobraba entonces no íbamos a poder trabajar. Por ultimo termina diciendo que tengo que reconsiderar mis precios porque son muy elevados.

Cabe la mención para informarles y no para que sea comercial, que suelo ser bastante económico en mis precios comparado con mis competidores, pero ese no es el caso, aquí el problema no radicó en una visión de precios que se hubiera podido solucionar con un simple descuento, sino el tono, las maneras y la poca valoración al trabajo realizado. La consideración de que le hace un favor a un proveedor de servicios (ni siquiera un empleado), por el hecho de darle la encomienda de darle mantenimiento y reparar sus equipos, asi como de proveerlos de aplicaciones para funciones especificas que requieren.

Quizás a este punto, mi anécdota ya los tenga un poco aburridos, asi que iré al punto y conclusión de esta vivencia. Es cierto, trabajamos por necesidad, en su mayoría económica, pero también para satisfacer la necesidad de sentirnos útiles y valorados en este mundo. Nuestra dignidad tanto de humanos como de empresas tanto pequeñas, medianas o grandes es algo que no podemos perder por una simple cuestión económica, puesto que hacemos nuestro trabajo como búsqueda de superación, no para ser menospreciados ni humillados por unas cuantas monedas. Nuestros servicios son requeridos porque por una causa u otra no son capaces de ser realizados por las personas o empresas que nos contratan y debido a esto, además de la remuneracion en dinero somos dignos de respeto.

Es cierto lo que me dice la persona mas cercana a mi, yo lo siento muy directo el ataque porque no tengo en mi empresa un mando medio encargado de la cobranza que pueda suavizar la situacion, y debido a que la mayoría de mis clientes tampoco cuentan con intermediarios que suavizan desde su area de pagos, el trato entre directores es muy áspero y las negociaciones suelen volverse mas agresivas. Sin embargo, eso tampoco debería de ser asi, los mandos medios encargados de esas áreas no deberían de ser los que reciban los golpes de esas negociaciones, no los contratamos para esa función, sino para la gestión de su departamento y la mejor organización del negocio.

La realidad, existen muchas empresas de todos los tamaños en los que los directores nos llegamos a sentir con gran superioridad por encima de nuestros empleados, proveedores y hasta clientes. Olvidamos nuestros valores éticos y de respeto, y con ello perdemos, al demeritar la dignidad de otros, nuestra propia dignidad. Por mi parte, no me interesa el trabajo con clientes como el que les acabo de referir, su poder de monopsonio no es tan grande como para evitar a toda costa el perderlos, y si bien, en mi área existe una total perdida del poder de monopolio, creo que si contamos con un medio que se acerca mucho a la competencia perfecta. Mi empresa puede prescindir de clientes que no entiendan de dignidad empresarial, además, nuestro compromiso social también es formar una cultura empresarial ética y digna.

Non Nobis Domine, ad maiorem ILD et Kigari CyD Gloriam

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Autoestima en el siglo XXI

Con toda la modernidad, nuestra escencia es lo valorable, no lo que nos rodea

Con toda la modernidad, nuestra escencia es lo valorable, no lo que nos rodea

El domingo pasado en el canal de National Geografic (NatGeo) transmitieron un programa que me hizo reflexionar sobre el tema que inspira el título de este post, el programa se llamo: “Obsesión, cuerpos que gritan” en el que trataron un tema tristemente de moda, la anorexia y la bulimia.

No es labor de este servidor el juzgar a aquellos que padecen estos trastornos, realmente no me puedo poner en los zapatos de ellos y no puedo imaginar el sufrimiento y las emociones que tienen, mucho menos puedo comprender como las personas que están con estos pacientes permiten el que sus seres queridos lleguen a esos extremos y pongan su salud e incluso su vida en riesgo, pero como parte de esta sociedad, si puedo realizar una autocrítica social de los factores que han hecho que padecimientos como estos existan.

Si bien la sociedad no obliga en forma de ley o de formas directas como la privación de los alimentos, si nos ha llevado a tener trastornos de la autoestima, donde sus padecimientos mas mortales han sido presentados en formas como la anorexia y la bulimia, asi como su contraparte de comedores compulsivos, en los que en ambas direcciones lo que se busca es llenar un vacío de afecto, la carencia de amor propio, inducida a final de cuentas por nuestra estructura social.

La sociedad se ha enfocado en crear estereotipos de lo correcto en imagen, consumo y comportamiento, en generar una sola forma de éxito, llamado como éxito profesional, que lleva como síntomas principales la estética física representada en la belleza de actrices, actores y modelos de alfombra roja; la acumulación económica, que es representada por el poder de consumo de todo tipo de bienes y servicios que proveen del status social y en el que la satisfacción de las necesidades básicas pasa a segundo termino; y por último, el poder, representado en mil rostros distintos, desde el sistema patronal mas básico, hasta altas direcciones de empresas transnacionales o cargos gubernamentales, el objetivo es el controlar a otros, situaciones, personas, objetos, no importa que, solo la sensación de tener el control.

Todo lo anterior lo crea la sociedad para elevar la necesidad de consumo, la necesidad de generar una plusvalía que distraiga a sus propios integrantes de satisfacer sus verdaderas necesidades básicas, creando obsesiones en las que todo lo que se aleje de estas imposiciones sociales sea considerado un fracaso, y por ende, un fracasado tanto quien no se atenga a estas imposiciones o quien no las consiga.

Somos entidades sociales, y por lo tanto, una necesidad básica es la de encajar en esta sociedad, esto nos lleva a perder poco a poco nuestras satisfacciones propias, el olvidar nuestra parte del ego sana, el olvidar que valemos lo mismo que el resto de la sociedad, y con ello olvidamos nuestros propios anhelos, olvidamos las cosas o personas importantes que nos acompañan en esta vida, olvidamos el valor de nuestra familia, nuestros amigos, nuestras propias raíces e identidad, las explotamos hasta el limite pues la adquisición de nuestro “éxito profesional” es lo único que importa.

Olvidamos que lo primero que nos debería importar somos nosotros mismos, el aceptarnos como individuos con el mismo valor que los que nos rodean, donde el orgullo no debe de ser tan alto que nos haga ver hacia abajo al prójimo, y la humildad no debe ser tan abajo que se vea en un pedestal a quien esta contigo. Nos hace falta aprender a ver de frente, a recordar que con quien interactúas es tan humano como uno mismo, que sin importar sus virtudes o defectos pisa el mismo suelo que yo piso, lo moja la misma lluvia y lo calienta el mismo Sol, la única importancia que puede tener es la que uno mismo le asigne.

Si, la anorexia, la bulimia son tristes, pero buscan satisfacer siempre una necesidad, no importa lo que se sacrifique, pues se busca llenar un vacío que uno mismo no es capaz de llenar, pero son igualmente peligrosos que otras desviaciones del ego como lo pueden ser la egolatría, el hedonismo o el narcisismo. Todo es la búsqueda de tratar de presentar una satisfacción sobre donde uno se siente insuficiente, el creer que uno es superior a otros no es mas que una máscara autoimpuesta para eludir el miedo a su propia responsabilidad social, el compromiso hacia con uno mismo de ser mejor cada dia.

No soy un experto definitivamente, no soy alguien que la sociedad pueda ver como exitoso, tampoco he estado exento de padecer el dolor causado por la baja autoestima y definitivamente he vivido muchas veces siendo co dependiente, pero no soy ciego a este mal social.

No pediré que comenten para alimentar mi ego, no soy especialista en esto, mucho menos soy capaz de tener el valor de pedir siquiera una crítica de mi esposa ante la que de antemano se que realizará una opinión altamente negativa ante mi escrito y como mínimo desmotivante, pero si es algo que debo decir y no callar, el silencio nos esta matando, la apatía nos extermina peor que las bombas nucleares, asi que de ahí saque el valor para este post que espero le sea de utilidad querido lector.

Publicado en Psicología, Sexualidad | 1 Comentario

Homophobia is a pathetic excuse for someone to pick on someone just because of their sexuality, if your against homophobic people send this on. <3

No entendí porque en Inglés, quizás para que llegue a más personas, pero bueno, la homofobia no es para mi otra cosa más que otra forma que tiene el ser humano de mostrar su rechazo a lo que es diferente, a todo lo que rompe el esquema ya establecido de su medio ambiente, durante años (principalmente durante los siglos XIX y XX) se comenzó a generalizar un rechazo hacia la homosexualidad, pero sigo creyendo y defendiendo desde mi punto de vista que todos somos una misma especie, sin importar nuestros gustos, preferencias sexuales, creencias religiosas o políticas, etnia, etc., al final todos habitamos este planeta y creo que sería mejor si olvidáramos diferencias y nos enfocamos más en compartir con otros lo que somos y aceptar lo que otros nos comparten.
Si gustas puedes leer un artículo que escribí durante la marcha del Orgullo LGBTTT del año pasado, quizás es más expresivo que lo que puedo mostrar por aquí. Saludos.
https://caballerodragon.wordpress.com/2010/06/29/marcha-del-orgullo-lgbttt/
English Translation
I did not understand, why in English?, perhaps to reach more people, but hey, homophobia is not for me nothing more than another way for the man to show his rejection of what is different, all which breaks the pattern already established in their environment for years (mainly during the nineteenth and twentieth centuries) began to spread a rejection of homosexuality, but I still believe and defend my point of view that we are all one species, regardless of our tastes, sexual preferences, religious or political beliefs, ethnicity, etc. in the end we all inhabit this planet and I think it would be better if we could forget differences and focus more on sharing what we are and accept what others share .
If you like you can read an article I wrote for LGBTTT Pride march last year, perhaps more expressive than I can show here. Greetings.
https://caballerodragon.wordpress.com/2010/06/29/marcha-del-orgullo-lgbttt/

Quien quiera preguntar simplemente pregunte:

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Eventos Internacionales, Boda Real y Beatificación

Me quería negar, juro que me quería negar, pero no pude, es tanta la enajenación audiovisual que gira entorno a este par de eventos que ignorarlos es prácticamente imposible, así que como Caballero Dragón me veo obligado a emitir mi perspectiva sobre lo que he notado de estas dos realidades tan sobre pasadas y sobre pesadas.

La Boda Real: Al principio me pareció bastante irrisoria, un tanto cómica y política o culturalmente hablando bastante intrascendente, una pieza más de circo que agregarle al pueblo para que siguiera soñando con cuentos de hadas, princesas y dragones (motivo por el cual debí de haber opinado desde un principio), pero fuera de ahí, no encontraba un verdadero peso que pudiese desviar el rumbo natural del mundo.

William Arthur Philip Louis y su novia (ahora Esposa) la señorita Catherine Elizabeth Middleton, curiosamente si han logrado mover la atención de medios, comunidad política y cultural, eso sin contar al gran número de plebeyos interesados en el sueño del cuento de hadas mayormente difundido hasta la fecha por todos los medios posibles, volviéndose víctimas de la mercadotecnia, el protocolo y los intereses sociales y quizás sobre todo económicos de la corona británica.

Debo de confesar que después de que me enteré de la lista de invitados y no invitados, de la sarta de tonterías a las que tendría que acceder o renunciar la señorita Kate, de la explosión publicitaria sobre las transmisiones de la boda, y de los títulos nobiliarios (con su respectivo peso político y social) a los que se harían acreedores los novios, realmente dudé del amor que le profesara la dama en cuestión hacia el ya de por sí príncipe y quizás “most eligible bachelor” de Inglaterra, pero durante los pocos segundos que presencie de la boda en la Abadía de Westminster, hubo algo en ella que me hizo sentir que no se trataba de una caza recompensas más, sino de alguien profundamente enamorado, capaz de soportar muchas cosas solo por quien considera que es su pareja ideal; una idea quizás demasiado romántica para estos tiempos, que definitivamente concuerda con el estilo de cuento de hadas, pero curiosamente, esa fue la impresión que pude sentir, quizás por su expresión amable, humilde y serena, quizás por su sencillez de vestido y maquillaje, quizás llámenlo intuición, pero no sentí el deseo de riquezas o poder en ella, ni tampoco la hipocresía de tantas otras personas cuyo único fin es la satisfacción de sus ambiciones, solo percibí una humilde gratitud y serenidad ante lo que podría ser una responsabilidad mayor que el que tendría cualquier otra mujer que estuviera a punto de ser desposada.

Y es que el paquete no es poca cosa, se trata de una serie de comparaciones con la emblemática y no poco carismática princesa Diana, madre de su actual esposo, donde tendrá no solo que complacer al príncipe William y a su por demás exigente familia empezando por la Reina Isabel II, sino que tendrá que tener satisfechos a la Prensa Británica e Internacional, a las organizaciones sociales, a la todavía nobleza europea y sobre todo por cuestiones protocolarias, mantener su imagen impecable las 24 horas, los 365 días del año en contra de la multitud de paparazzis que seguramente vivirán para asediarla junto a su enamorado.

Odio parecer ave de mal agüero, pero igualmente tendrá que lidiar con los continuos chismes con o sin fundamento de los que serán víctimas ya como pareja real y cumbre de la socialite, mismos que fueron el tormento de su difunta suegra, así como la sarta de bufonadas que ya se realizan en su nombre, sin contar a los locos y locas como mi connacional de la que prefiero omitir su nombre que hasta huelgas de hambre realizan con tal de estar cerca de la pareja.

En fin, no les deseo nada malo, al contrario, una vida de pareja llena de alegrías en las que espero la sabiduría los ilumine y el amor sea quien los logre mantener unidos en los tiempos más difíciles (y estoy seguro que si serán muy difíciles), ese es mi sincero deseo, pero sobre todo, que la historia de los padres de William no se repita en ellos, sino que al contrario, sean ejemplo para la sociedad y sobre todo para la nobleza.

La Beatificación de Juan Pablo II: Este es quizás el tema más espinoso de este artículo, ¿por que?, por la sencilla razón que tengo que lidiar con una opinión pública divida así como con una serie de hechos de los que soy testigo junto a una fe mundial tan derrumbada como la mía propia, así que el ser objetivo será sumamente difícil sin que me cargue en contra a más de uno, así que veamos como salgo librado ante ustedes mis queridos lectores.

Primero, confieso que soy católico, pero soy un católico por demás extraño, en especial para el resto de los católicos, cosa que espero se den cuenta en esta sección de mi artículo, pero no esperen una total imparcialidad en mis argumentos debido a esta condición de mi parte.

Karol Józef Wojtyla se trató de un hombre primeramente, que tuvo una vida totalmente seguida por medios de difusión a partir de que se convirtió en el Sumo Pontífice No. 264, sin embargo, a la gran mayoría se le ha olvidado que nace siendo hombre y no nace siendo Papa, motivo por el que no se le puede considerar libre de defectos y virtudes, mismos que quizás en estos días más que en otros han cobrado más peso y sobre todo han polarizado a las sociedades creyentes y no creyentes, mas que derivadas por él, derivadas por los casos de sacerdotes pederastas, defecto que a pesar de muchos, no se le pueden culpar al que fue el máximo jerarca de la Iglesia Católica.

La realidad, la iglesia Católica se trata de una organización bastante vieja, con casi 2000 años de antigüedad, y que ha tenido un papel infinitamente trascendental en la historia de la humanidad, pero que pese a ello ha tenido el papel de víctima, héroe y villano durante toda su existencia y en la que casi siempre las responsabilidades malas siempre caen en su cabeza, es decir, en el sucesor de San Pedro.

Decir que en la actualidad es diferente sería tonto, y en estas fechas discuten tanto sobre cual fue el papel que jugó Juan Pablo II en este juego de ajedrez social en el que la gente está tan polarizada sobre si merece o no ser elevado a la categoría de Beato y como consecuencia enaltecido por los millones de cristiano católicos que hay y habrá en el mundo.

Aventurarse a decir si Juan Pablo II se encontraba enterado de los casos de pedofília existente entre las filas de sus sacerdotes, sería tan aventurado como tratar de averiguar si Bill Gates sabe qué empleados de Microsoft ven pornografía durante sus periodos laborales. Simplemente creo una cosa, yo creo que sería estar loco si uno creyera que todos los sacerdotes están libres de parafilias, ya que estas son implícitas en la condición humana pero no son implícitas en todos los humanos.

Yo creo que Juan Pablo II si conocía la existencia de casos de pederastia, creo que incluso sospechaba de algunos casos, al menos los más cercanos a él, pero dudo sobre que tuviera conocimiento exacto sobre casos particulares, y quizás ni siquiera tuvo la oportunidad de verificar estos datos, ya que sus funciones son muy distintas, ya que el Papa no investiga casos particulares de acusaciones de ésta índole, sino que existen comisiones eclesiásticas dedicadas especialmente a estos rubros, mismos que bajo criterio propio, decidían que era lo más conveniente realizar y sobre todo, ser realizado en el mayor de los silencios para evitar los escándalos actuales. Pero eso es mi parecer creo que las acusaciones contra Juan Pablo II son un tanto exageradas, salvo la mejor observación de los directamente implicados (lease víctimas).

La otra parte interesante de este caso, es la implicación de parte de Benedicto XVI, ya que fuera de toda reglamentación y protocolo dentro de derecho canónico, se encuentra realizando una Beatificación express, sumamente exagerada en velocidad (solo 6 años y 29 días de su muerte), bajo argumentación de los milagros realizados bajo intercesión del difunto Ioannes Paulus PP. II, sin embargo, dicha velocidad solo tiende a alterar mayormente a los detractores así como quizás, en lugar de callar los supuestos, solo hace sospechar más sobre la falsa santidad del Papa Viajero.

Para finalizar un artículo tan largo, creo en mi sincera opinión, que Juan Pablo II era un hombre con defectos y virtudes en el que logró pesaran mayormente sus puntos favorables, alguien con un carisma aplastante que hoy más que estar en vísperas de su reconocimiento de beatitud se encuentra más juzgado en muerte de lo que fue en vida. Acusado quizás tanto o más que la Iglesia que defendió y dirigió durante tantos años, en el que sus puntos favorables han perdido valor ante una sociedad escandalizada por las bajas acciones de algunos ministros que han decepcionado y defraudado a las comunidades que creyeron en ellos (error, creer en las personas que promueven una ideología más que en la ideología misma). Para mi, Juan Pablo II, a pesar de sus errores, fue un hombre admirable como pocos (y aún esos hombres admirables también tuvieron muchos errores), en el que realmente me importa poco lo que la sociedad o Benedicto XVI digan, ya que el destino, Dios, o quién quieran, ya lo ha juzgado y puesto en la balanza sus acciones e intenciones, y si es Santo o Demonio, poco afectará lo que digamos en este mundo.

P. D. Gracias a los que se animaron a llegar hasta este punto, realmente, hasta yo considero que si se me pasó la mano de largo.

Publicado en Cultura, Sexualidad | Deja un comentario